Saudade

Soy por ahora un roble

inquebrantable al paso del tiempo

de este viento hostil

que doblega mi mansedumbre.

 

Tal vez al caos mañana esté de vuelta

a que la vida con su eterna

línea de retorno

exhalte apenas mis lentas horas.

O que al sin sabor de antaños días

vuelva jamás.

 

Lo único que ante esta quietud anhelo

es volver, a ese, mi sitio seguro.

Que nos remunere el universo

cada lágrima, cada suspiro

que hemos lanzado al viento

en señal de espera.

I
Al final de todas las historias
soy aún la niña triste
que mira los atardeceres sabátinos
en busca de una señal.

Habito ahora un cuerpo
que carece de fuerzas y esperanzas.
Se aferra al sin sabor
a las migajas ajenas
para apenas, subsistir.

Desde esta trinchera, desolada
que es un complejo enorme
me observo
me disuelvo
pierdo la noción de mi ser.

Tal vez sólo espero que algo lo detone
y buscar para siempre
la entera paz.

Lalo Arballo
Lic. Ciencias de la Comunicación // Apasionado a los deportes // Aprendiz de la fotografía // Versión 1988 // Amo a mi familia.